Bares, ¡qué lugares!

dusseldorf2
Düsseldorf

Creo que ya lo había comentado en otra ocasión, pero aquí en Alemania (al igual que en Suiza) se echan en falta los bares. Hace pocos días que volví de España, donde lo más normal del mundo es tener un bar en cada esquina, o dos, o tres. Hasta en la aldea más remota. Aquí puedes recorrer kilometros de casas sin avistar un bar. En las Haupstrasse,  las calles principales de los pueblos sí claro, pero no, son otro tipo de bares, o pubs, o cafeterías o restaurantes… no quiero comer, quiero sólo un bar, donde poder encontrarme con gente ligeramente parecida a ti, que sale de casa para encontrarse con otras personas en un sitio público. Este concepto de establecimiento parece una obviedad, pero aquí como no vayas a una ciudad no se destila mucho. Como decía la canción de Gabinete Caligari; Bares, qué lugares, tan gratos para conversar…

Hoy pasé por el Straßenverkehr, la oficina de tráfico, para recoger mi nuevo permiso de conducir alemán. En Suiza en principio no tenía fecha de caducidad, este alemán caduca hasta el 2031. Puedo quedarme sordo cien veces y cegato a lo Rompetechos otras cien y ni se enterarían.

Sigo arreglando algunos papeleos, algunas cosas pendientes. Hoy por ejemplo he inspeccionado más a fondo tiendas y almacenes en general, en este caso en la ciudad más cercana, Wesel. Encontré lo más parecido al Leroy Merlin, Stewes, un almacén de herramientas, bricolaje, materiales para la construcción, jardinería…andaba buscando una cosa para la bici y acabé con una cafetera, que también me hacía falta. Y así he ido inspeccionando diferentes almacenes con diferentes precios, incluso un almacén de recambios para el auto y garaje para hacerlo allí mismo.

También he podido que comprobar que el fenómeno “choni” existe en Alemania también, sobre todo en ciudades donde se aglutinan más gente que en los pueblos. Ahora sólo me falta identificar a los Canis alemanes. Están cortados por el mismo patrón oyes.

Y en fin, con tanto viaje y papeleos y preparativos voy dejando siempre a un lado una nueva visita a la ciudad de Düsseldorf, que tiene muchos atractivos y estoy deseando poder  seguir descubriéndola.

Y poco  más, que paso a paso la cosa va, que no es poco. Schöne Grusse!

Ajuste de cuentas

dsc04809
Los llanos de Castilla y León

Cuando se habla de un ajuste de cuentas suele ser por cosas negativas, venganzas al más puro estilo de la mafia. En mi caso tenía un ajuste de cuentas diferente, cosas pendientes, pero buenas, positivas. Volver al pueblo de mis padres para ver a mi familia, para recordar porqué soy como soy, venir de allí y haber nacido y criado en Catalunya para luego irme lejos. Poder ser tú, mostrar tu sentido del humor sin reservas, sólo lo puedo hacer de donde soy. Ahora en el extranjero suplo mi falta de vocabulario en alemán o francés con más teatralidad que otra cosa, haciendo del humor un mecanismo de defensa para sacar cosas buenas en tierras extrañas.

Han tenido que pasar diez años para poder volver a visitar a mi familia en Extremadura, primos y tíos. Las circunstancias hacían dejarlo siempre para más tarde, más tarde. Hasta ahora. Sigue leyendo “Ajuste de cuentas”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑