Todo lo que me gusta es ilegal, es inmoral, o engorda

giethoorn-paises-bajos
Giethoorn. Holanda.

Debo de aclarar que el título de este post es por una canción de Pata Negra que lleva por nombre este título.Todo lo que me gusta es ilegal, es inmoral, o engorda.  Es lo que estoy escuchando ahora en el tocadiscos. Pero suscribo lo que cantaba Rafael Amador. Es que cada vez me resulta más difícil elegir un título, como lo mezclo todo, hablo de todo y de nada. En fin.

Cada mañana me despiertan las campanadas de la iglesia del pueblo, la tenemos enfrente. Nos la comemos con patatas vaya. Si no recuerdo mal, en cada una de las mudanzas que he tenido desde que salí de España,  tengo una iglesia cerca. Con ésta van 6 mudanzas en 6 años.

Hoy ha salido el sol tímidamente. Después de hacer mis recados me he lanzado como los alemanes, a por el sol. 10 kms de bici. La brújula de llavero que me regaló Suso me ayuda a orientarme en los días nublados si no tengo el gps a mano.

Las clases de alemán ahí van, los jueves hago doblete, dos cursos diferentes en el mismo día a distintos niveles de dificultad. Un profesor nuevo al enterarse de mi nacionalidad me preguntaba medio bromeando medio en serio;

Was machst du denn hier?? (Qué haces tú aquí??)

für die Liebe. Le contesto sonriendo y encogiendo los hombros.

El resto como ya comenté son de Irán, Irak, Bangladesh, Polonia, Croacia, Afganistán, Mongolia, Kenya, Rumanía… con todos puedo hablar en alemán, nuestro alemán claro, pero qué manera más buena  para conocer gente que viene de tan lejos. El otro día un chico de Bangladesh me dijo sin yo preguntarle cuánto cobraba del estado alemán por tener su familia  aquí, su mujer y sus dos hijos. No digo a cuánto suben las ayudas porque se os caería el alma al suelo (mucho). No es la primera vez que me dicen a cuanto ascienden las ayudas, por eso lo he contrastado, que no es una milonga, que es cierto. Me alegro por el chico y su familia, es muy majo, pero cada vez entiendo más porqué la ultra derecha está ganando posiciones en toda Europa. No los defiendo por supuesto, son unos impresentables, pero puedo entender que mucha gente acabe por votarles. En mi opinión deberían hilar más fino. Y lo dice un extranjero. Pero es una opinión vaya. Al igual que entiendo como a los solteros se les penaliza tanto a base de impuestos y a los casados se les abre las puertas de las deducciones, grandes deducciones de sus impuestos, grandes ayudas para poder formar una familia. Ese es el problema de Alemania y muchos países europeos. Necesitan gente joven para poder mantener las pensiones de gente que por regla general tuvieron su familia, pero ahora sus hijos cada vez tienen menos hijos, valga la redundancia. O directamente no tienen hijos. De ahí tantas ayudas y tantos medios para los extranjeros. Alemania necesita a los extranjeros. Tal vez no tanto a los extranjeros adultos que llegan a Alemania, pero si a la larga a sus hijos, criados y educados en el sistema alemán.

Hoy fui a una barbería, ¿vaya chorrada no? Bueno, es la primera vez que voy a la barbería aquí en Alemania. Al final parecía más una clase de alemán que una simple visita al barbero. No hay nada como que vean que tienes interés en aprender para que  se les cambie la cara.

Los días van haciéndose cada vez más grandes. Dicen que en verano a las 22:45 todavía hay bastante luz por estos lares. Claro, como  estamos tan al norte, y tan cerca de Holanda donde está todo tan plano…esa es otra, tengo que hacer otra incursión en Holanda ahora que dispongo de más tiempo. Igual un día vamos en coche y nos llevamos las bicis a uno de estos pueblos tan típicos. Me hablaron de uno muy guapo, Giethoorn, de aquí a un mes intuyo que debe ser todo un espectáculo ver lo de los tulipanes y floripondios con sus canales y molinos. Pues eso. Aquí me despido, sin grandes novedades, salvo que se acerca el Carnaval, que lo pasaré en Colonia, una de las cunas de los carnavales teutones, se pasan semanas festejándolo.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑