De aquí a la eternidad

Me ha impactado saber de la puerta que da a la cámara donde encontraron el sarcófago del faraón Tutankamón, descubierta por el arqueólogo inglés Howard Carter en 1922. La  puerta la cerraron los sacerdotes con una cuerda anudada . Y la cuerda estaba ahí, 3245 años después, con un sello de arcilla conteniendo la figura del dios chacal Anubis. Patrón de los embalsamadores y dios de la muerte. Increíble.

La puerta de Tutankamon

Tantas cosas quedaron escondidas en aquellas cámaras funerarias. Tesoros, utensilios, todo tipo de cosas, a oscuras, aguardando la eternidad.

Modestamente, puedo decir que tengo mi propio tesoro. Creo que no lo sabe ni siquiera mi familia. Es más, no lo sé ni yo, porque casi no lo recuerdo. Hace 22 años, construíamos una casa en la montaña con nuestras propias manos, la que seguimos disfrutando, desde los cimientos hasta el tejado, todo. En el hueco de la escalera, que cerramos luego con un tabique para colocar luego los muebles de cocina en la susodicha, se me ocurrió escribir unas palabras para la eternidad. Unas frases recordando quién hizo esa casa, quiénes éramos y en qué año fue. No recuerdo bien qué escribí exáctamente, se lo dejaremos a otro Howard Carter,  para que lo averigüe. De aquí a la eternidad.

4 comentarios en “De aquí a la eternidad

  1. Que interesante tanto lo del faraón como tu historia personal :-), mi abuelo levantó la casa donde vivimos y dejó constancia de la fecha en que revocó una de las paredes. No es secreto pero ahí está, fue un año después de que nos mudásemos a ella. Me recuerda los años que han pasado, la historia de mi familia, el trabajo y sacrificio que fue. ¡Wack! me puse nostálgica, bien mejor me voy. Buena entrada Mr. Burdon, saludos 🙂

    Me gusta

    1. Pues Coremi, imagínate si un día dejáis de vivir allí, o deja de vivir nadie de tu familia allí. Eso si que sería ponerse nostálgico no? Yo lo he pensado varias veces, quién viviría en nuestra casa, no una que alquilaste, una que has hecho tú mismos, como bien dices, con mucho trabajo, sacrificio y momentos imborrables.

      Mejor no pensemos mucho sí! 🙂

      pd. No se me olvida tu nominación que conste. Sólo que estos días ando en otras cosas. Pero cuando menos lo esperes lo publico. 🙂

      Le gusta a 2 personas

  2. Con 15 años escondí dentro de un puente de hierro una botella pequeña con un mensaje, da igual lo que ponía, cosas de amores adolescentes. La idea era recuperarlo cuando tuviera 30 años… 5 años después lo desmontaron, sniff.

    Me gusta

    1. Vaya, veo que estas cosas las hemos hecho más de uno. Nosotros pensando en guardar cosas por décadas y otros aguardaron más de 3000 años para ser descubiertos sus secretos, casi una eternidad.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s