Los guerreros ninja hacen el vermut

Salía yo de casa nuevamente, aprovechando la mañana soleada. Andaba pensando en frases de Karl Marx, un tema que me trae de cabeza.

“La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas”.

Fue justo en ese momento, cuando andaba dándole vueltas al asunto, que me encuentro a un hombre ciego aproximándose por la derecha del parque, zigzagueando su bastón de un lado para otro. Calculando a ojo cubero y recordando los problemas de matemáticas, con el sempiterno problema de los trenes acercándose desde puntos diferentes por la misma vía, me doy cuenta que cuando nos encontremos, alguien tendrá que apartarse. Esto de apartarme para dejar paso a otro en una vía estrecha es algo que me lleva casi  más de cabeza que las frases de Karl Marx. Siempre hago un driblaje en el último momento, desconcertando a la otra persona que engaño y hago que tenga que detener su marcha para no colisionar contra tan torpe viandante.

Todo esto andaba pensando, los problemas de mates de los trenes, mis conocidos driblajes con los viandantes… pero esto era serio, el señor era ciego y andaba deslizando su bastón por el suelo de forma enérgica. Señor, señor, que pruebas me pones. Estábamos llegando al punto de colisión como esperaba, hago una parada en el último momento para evitar males mayores, pero él cambia por un momento su dirección para acercarse más hacia mí. Su bastón era su espada. Levanté la pierna izquierda para que no me diera con su bastón en uno de esos vaivenes, para luego acabar saltando para que no me diera en el siguiente lance. La has liao Paco. Me sobrepasa. Prueba superada.

Topa con la esquina del edificio más cercano, ya se ubica, ya tiene una referencia. Sigo andando calle abajo, mirando al señor. Anda ahora palpando la pared con su mano hasta que llega a la puerta de la bodega de toda la vida de mi barrio.

Los guerreros ninja también hacen el vermut.

4 comentarios en “Los guerreros ninja hacen el vermut

  1. Que suerte tuviste de poder esquivar los ataques de semejante guerrero de las sombras 🙂 parece de poca importancia, pero también me he visto en apuros con el tema de ceder el paso. Incluso he terminado en una absurda danza porque ambos nos hemos ido para el mismo lado y de nuevo al otro jajaja. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s