Héroes y forajidos

El otro día, me senté a hacer la sobremesa en el sofá. Después de la comida y el calor descacharrante de fuera, lo que apetece es relajarse un poco. Hice un poco de zapping y me encontré con un capítulo de Curro Jiménez, aquella famosa serie de mediados de los setenta.

Curro Jiménez me retrotrae a los años en los que las sobremesas de aquellas tardes de verano  eran largas, eternas, sin prisas. Hacía calor y lo mejor que podías hacer, si no tocaba playa, era ver la serie. Porque la veías sí o sí, todo el mundo la veía. Así las recuerdo yo de mocoso.  Estas últimas tardes tranquilas y soleadas me recuerdan a esos días, cuando no sabía bien de qué iba la lucha de Curro Jiménez,  qué eran las injusticias, los miserables y la dignidad.

Robin Hood, William Tell, William Wallace…. Héroes entre la vida real y la leyenda. Curro Jiménez era una ficción, en realidad, según cuentan las crónicas de la época, el bandolero real en el que está inspirada la serie, era una persona cruel y despiadada. Pero si nos ceñimos estrictamente a la ficción, tenía todos los ingredientes que tenían los personajes anteriormente mencionados. Una vida vilipendiada, ultrajada por gente poderosa y cruel. Todos ellos, cansados de dejarse pisotear, tomaron la justicia por su mano, se convirtieron en forajidos, se pusieron del lado de los débiles frente a los opresores. Con resultados dispares, todo hay que decirlo. De alguna manera u otra, pagaron el precio por rebelarse ante lo establecido.

Eduardo I, el sheriff de Nottingham y Juan sin tierra, el gobernador Hermann Gessler… los malos, los abusones siguen campando a sus anchas. Como cantaban los Vetusta Morla en Saharabbey Road;

Tan sólo seremos libres cuando no haya más que perder.

Pues parece que a la población, así en general, todavía le queda cosas que perder. Sino, no me lo explico.

“Insurrección” de El Último de la Fila, también es un buen tema, dedicado a todos esos héroes y heroínas anónimos que no se quedan de brazos cruzados y no se lo ponen tan fácil a la  infamia y a los nubarrones que revolotean sobre nuestras cabezas. 

 

 

2 comentarios en “Héroes y forajidos

  1. En serio era malo Currito? Primera noticia que tengo (yo también lo veía). Ayyy qué ricas las tardecitas de verano y las sobremesas. Me ha encantado tu post, yo tampoco me lo explico…

    PD. Ya son varias veces las que nombras a los Vetustis, I like it 😜.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s